Fundación Xochitla
Ir a la portada Contacto Mapa del sitio Inglés Carretera Circunvalación s/n,
Tepotzotlán, México, C.P. 54600
Teléfono: 5899 6600 Fax: 5899 6625
Aviso de privacidad
Premio Xochitla
Sustentabilidad
Dimensión ambiental Dimensión social Dimensión técnica Dimensión económica
Xochitla Parque Ecológico Premio al Mérito Ecológico 2010
separador
#undíaparadar

Ayúdanos a detener la pérdida de la biodiversidad mexicana

¡Tu donativo sí hace la diferencia!

POR QUÉ? | PARA QUÉ? | CONÓCENOS


¿Por qué es relevante conservar nuestras joyas naturales hoy y no mañana?

Divisor

México es el quinto país más rico del mundo en número de plantas y animales. Nuestro territorio cuenta con alrededor de 24 mil especies de plantas endémicas, es decir, que solo pueden vivir en una región determinada. Si este espacio es modificado o alterado, se vuelven vulnerables a desaparecer.

La zona metropolitana de la Ciudad de México, en la época prehispánica, era un lugar que contaba con una gran variedad vegetal acuática y terrestre. De ella se alimentaban los animales y nosotros, los seres humanos y brindaba otros servicios de gran importancia, como generar aire limpio, aliviar malestares y prevenir enfermedades, construir techos, utensilios. Para nuestros antepasados, las plantas formaban parte de su cosmovisión cultural y espiritual, y muchas veces, paisajista. Sabían lo indispensable de su conservación; por tanto, mantenían un cuidado, respeto, veneración y la usaban de forma racional. Su calidad de vida dependía de la preservación de las plantas.

Sin embargo, en la actualidad, nuestras necesidades e intereses son distintos y hemos usado esos terrenos antes con agua y con terreno fértil, en áreas urbanas, carreteras, campos de cultivo con alto uso de fertilizantes y pesticidas, que ocasionan el deterioro del suelo y generan contaminación en agua y aire, lo que conlleva a un drástico cambio en el clima a nivel local y mundial.

Ante este severo deterioro de los ecosistemas y sus servicios ambientales, Xochitla a través de su Jardín Botánico y las cinco colecciones vegetales con las que cuenta: Clima Templado, Clima Árido, Plantas Acuáticas, Dalias Silvestres y Joyas de la Naturaleza Mexicana, busca preservar, conservar, y propagar alrededor de 5 mil 300 individuos de 232 especies, de las cuales 54 de ellas se encuentran en una categoría de riesgo de acuerdo a la NOM-059-SEMARNAT-2010 y/o a La Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, IUCN por sus siglas en ingles. (Ver Tabla 1).


Tabla 1. Relación de especies con categoría de riesgo en el Jardín Botánico Xochitla.

Colección
Núm. individuos
Núm. especies
Especies en riesgo
Plantas acuáticas
971
15
11
Dalias silvestres
1,248
28
1
Vegetación de Clima Templado
2,035
52
24
Vegetación de Clima Árido
221
12
4
Joyas de la Naturaleza Mexicana
836
125
14
Total
5,311
232
54

Algunas de las especies de plantas del Jardín Botánico de Xochitla con mayor riesgo de desaparecer, se encuentran en la Colección de las Joyas de la Naturaleza Mexicana, un maguey conocido como pita del Istmo o maguey de pescadillo (Furcraea macdougalli), el cual fue colectado por última vez creciendo de manera silvestre en 1965, en la localidad de Río Hondo, distrito de Yautepec, Oaxaca. Dentro de esta colección se ubican también 35 especies de echeverias, plantas que crecen en áreas semidesérticas y que la principal causa de su desaparición es el saqueo indiscriminado para venta en el mercado negro como plantas ornamentales a precios muy altos fuera del país.

Otras especies vegetales en peligro de extinción que resguardamos, se ubican en la Colección de Clima Templado, siendo de mayor relevancia el cedro de Guadalupe (Cupressus guadalupensis), el cual habita únicamente en la Isla de Guadalupe, en Baja California Norte y debido a su restringida distribución y tala desmedida ha ocasionado su pérdida en su área natural. Dentro de esta colección se menciona al pino piñonero o piñón de octubre (Pinus culminicola) usado para la elaboración de dulces de piñón, cuenta con la categoría más alta en la norma ambiental mexicana (NOM-059), pues lamentablemente se ha destruido su hábitat.

En el caso de la Colección de Dalias Silvestres, nuestra flor nacional, nuestro Jardín Botánico protege y conserva la especie de dalia (Dahlia tenuicaulis). Esta bella flor se considera una planta con protección especial por la pérdida de su hábitat y saqueo de individuos en regiones de los estados de Colima, Guerrero, Jalisco, Michoacán, Oaxaca y Veracruz. Dentro de la colección de plantas acuáticas, conservamos a tres especies de ninfas (Nymphaea gracilis, N. mexicana y N. odorata) y una planta llamada flecha de agua (Sagittaria macrophylla), las cuales al no contar con zanjas, ríos y lagunas limpias por la expansión de la mancha urbana, han ido desapareciendo de sus áreas naturales.

Cupressus guadalupensis Dahlia tenuicaulis Furcraea macdougalli Nymphaea gracilis
Cupressus guadalupensis
Dahlia tenuicaulis
Furcraea macdougalli
Nymphaea gracilis
       
Pinus culminicola Nymphaea odorata Furcraea macdougalli Sagittaria macrophylla
Pinus culminicola
Nymphaea odorata
Furcraea macdougalli
Sagittaria macrophylla

La generosidad ciudadana, urgente en la labor de recuperación ambiental

Divisor

Para poder continuar con las acciones de conservación y cuidado, es necesario contar la participación de la ciudadanía que habita esta zona, que reconozcan la urgencia e importancia de su co-responsabilidad, pues el deterioro ambiental avanza con rapidez y es posible que en pocos años nos privemos de semillas únicas e irremplazables y no conozcamos su usos, valor  y consumo en beneficio de todos los que ahí vivimos y de las futuras generaciones.

Es así que Fundación Xochitla invita a empresas, grupos organizados y sociedad civil a adquirir este sentido de responsabilidad y a través de su generosidad apoyar los proyectos de nuestro Jardín Botánico, a fin de continuar las acciones de plantación, mantenimiento, aplicación de fertilizantes orgánicos para mejorar el suelo, que contribuyan al mitigar este cambio ecológico, ambiental y social. Sin la colaboración y conocimiento de la gravedad la desaparición de la diversidad y riqueza vegetal en muy poco tiempo, la calidad de vida de la sociedad será deplorable. La ayuda ciudadana es clave para la conservación de las plantas y de la vida en este planeta.

¡Realiza tu donativo hoy y apoya la labor del Jardín Botánico de Xochitla!

Acerca de Fundación Xochitla, A.C.

Divisor

Somos un proyecto filantrópico ambiental que nació como resultado del sueño por brindarles a los habitantes de la Ciudad de México (CDMX)-caracterizada por ser activa, caótica y vibrante-, un sitio apacible y de reflexión en donde se fusionara la naturaleza, la cultura y el humanismo, para sensibilizarlos sobre el medio ambiente, promover la construcción de sociedades más sustentables y mejorar su calidad de vida. Además existe la urgencia de promover la defensa del patrimonio biológico y su valor ambiental, económico y social, por lo que también actuamos en la conservación de especies vegetales y en la protección de este espacio que es refugio para fauna silvestre local.

Ubicados 40 kilómetros al norte de la CDMX, en Tepotzotlán, Estado de México, a lo largo de nuestros 29 años de trayectoria nos hemos posicionado en la región como una hermosa área verde urbana donde las familias, empresas, instituciones educativas, comunidades y sociedad en general que nos visitan, viven experiencias únicas en contacto con la naturaleza, al tiempo que aprenden y disfrutan de ella.

Sin embargo, nuestra labor como institución va más allá de estos aspectos,  ya que en nuestras manos está asegurar la permanencia de las 70 hectáreas de Xochitla y de la biodiversidad que alberga, a través de un manejo sustentable de los recursos, la promoción de hábitos a favor de la preservación del entorno y el desarrollo de proyectos de conservación ambiental.

Llevar a cabo estas acciones requiere de un gran esfuerzo económico. Tu generosidad es la clave para continuar con nuestra labor, tú puedes ayudarnos a través de un donativo.